ESTUDIOS BIBLICOS

Pasos prácticos para superar el dominio de la ira

Por Fernando Alexis Jiménez

Ricardo se enojó tanto porque un guarda de tránsito le expidió un comparendo, que decidió agarrar el auto a puntapies. Estaba incontrolable. Incluso ofendió a los agentes pese a los ruegos de su esposa para que se calmara. Laura, en otro lugar de la ciudad, se llenó de ira con su marido porque no cortó el cesped del antejardín el fin de semana. Le gritó todo tipo de improperios. Incluso le dijo que se fuera de casa. Una hora después, cuanto retomó la calma, estaba llamándolo desesperada al teléfono celular para pedirle perdón.

¿Es usted de las personas que se dejan controlar por la ira?¿Acaso enfrenta dolores de caebza porque al enojarse pierde noción de lo que hace y despierta a la realidad horas después cuando ha ofendido y herido a los seres que ama?¿Quizá se ha causado daño a sí mismo porque se descontrola fácilmente?¿Ha causado heridas emocionales en su cónyuge y sus hijos porque no sabe dominar la rabia?

Millares de personas en todo el mundo enfrentan este problema. No puedo negárselo, en algunos episodios de mi vida he experimentado la misma situación. ¿Y usted? Si la respuesta es afirmativa, es tiempo de hacer un alto en el camino. No es solo por quienes lo rodean sino por su propio bienestar. Recuerde que los y emociones de miedo, ira, cólera, envida, celos y mala voluntad, producen enfermedades y un efecto destructivo en su nivel de autoestima. Si logra controlar esas emociones, aunque sea en un 70%, empezará  a tener una buena salud y una sana autoestima, al tiempo que las relaciones interpersonales en casa, en el trabajo y en su entorno social, mejorará ostensiblemente.

Recuerde que jamás podremos dejar de lado las emociones. Son parte sustancial de nuestro ser. Dios nos creó con emociones, pero además, nos concede la capacidad de controlar esas manifestaciones de emotividad como enseña el apóstol Pablo: “Además, «no pequen al dejar que el enojo los controle» . No permitan que el sol se ponga mientras siguen enojados, porque el enojo da lugar al diablo.”(Efesios 4:26, 27. NTV)

Le sugerimos cuatro pasos sencillos para que, con el tiempo, las emociones no lleguen a controlarlo sino que sea usted quien tome control de las emociones:

1.- Someta sus emociones en manos de Dios. Permítale que Él le ayude a calmarse cuando siente que está llegando la rabia a su corazón.

2.- Prefiera     quedarse callado cuando está bajo tensión. Hablar podría generar nuevas heridas emocionales a las personas que ama o con las que interactúa diariamente.

3.-  Vigile su forma de pensar. Si hace un análisis detenido descubrirá que la mayoría de las veces prejuzgamos y esos juzgamientos llevan a que reaccionemos con rabia, incluso antes de que la persona objeto de nuestra ira se de cuenta.

4.- Piense que usted tiene control de sus emociones con ayuda de Dios. Él conoce sus victorias y fracasos y desea ayudarlo en ese proceso.

No puede seguir actuando de manera incontrolada. Es tiempo de retomar la brújula de su vida. Con ayuda del Señor podrá lograrlo. Le aseguro que no es el único que emprende el camino hacia el auto-control. Dios nos fortalece para ir dando pasos de victoria en esa dirección. Y si no ha recibido a Jesús en su corazón como Señor y Salvador, lo invito para que lo haga. Puedo asegurarle que no se arrepentirá.

Léanos en http://www.mensajerodelapalabra.com y http://www.bosquejosparasermones.com

No ande señalando errores de su familia

Ir criticando a nuestra familia no es buena idea

Ir criticando a nuestra familia no es buena idea

Por Fernando Alexis Jiménez

¿Se ha encontrado alguna vez cuestionando a su cónyuge por errores que, con el tiempo, descubre usted mismo tiene? “Mi marido siempre se queja de que soy incumplida, que llego tarde; pero él mismo me ha dejado muchas veces esperándolo para cenar”, se quejaba una joven que pidió consejería. En su criterio, lo más doloroso era la sucesión de críticas que recibía de su cónyuge: “Generalmente no me dice palabras alentadoras”, decía.

El mayor error en el que incurrimos es criticar de manera inmisericorde a la persona que Dios nos concedió como pareja, olvidando que nosotros mismos fallamos y no una sino muchas veces. El afamado autor y conferencista, Gary Chapman, escribe: “Como consejero matrimonial he llegado a la conclusión de que cada miembro de la pareja desea que su cónyuge cambie. El resultado: Ambos se sienten condenados, y con resentimiento en el corazón.” (Gary Chapman. “Los 5 lenguajes del amor – Devocionales”. Tyndale House Editores. 2009. EE.UU. 07/01)

Pareciera que con más frecuencia de lo que imaginamos estamos ocupados en señalar a nuestro cónyuge e hijos, que en identificar los errores propios. Nuestro Señor Jesús compartió una enseñanza que aplica a nuestras relaciones interpersonales y en el ámbito familiar: “¿Y por qué te preocupas por la astilla en el ojo de tu amigo, cuando tú tienes un tronco en el tuyo? ¿Cómo puedes pensar en decirle a tu amigo: “Déjame ayudarte a sacar la astilla de tu ojo”, cuando tú no puedes ver más allá del tronco que está en tu propio ojo? ¡Hipócrita! Primero quita el tronco de tu ojo; después verás lo suficientemente bien para ocuparte de la astilla en el ojo de tu amigo.”(Mateo 7:3-5. NTV)

El camino que debemos seguir es hacer un alto en el camino, identificar cuáles son nuestros errores y determinar en qué podemos cambiar. Es un proceso que comienza cuando reconocemos que no somos perfectos, se afianza cuando le confesamos nuestras fallas a la pareja y, cuando le anunciamos la disposición de cambio, reafirmamos ese compromiso con hechos concretos, que demuestren el amor que le tenemos como cónyuge pero también a nuestros hijos.

Todavía hay oportunidad para su hogar

Nunca es tarde para cambiar y menos para evitar que nuestro hogar camine al despeñadero. La decisión de cambio es el primer paso y se afianza cuando nuestras acciones evidencian esa voluntad de ser diferentes, en la forma de pensar y de actuar. ¡Hoy es el día para comenzar!

Si no ha recibido a Jesús como Señor y Salvador, hoy es el día para que lo hago. Le aseguro que no se arrepentirá porque prendidos de la mano del Señor  Jesús emprendemos el proceso de cambio que siempre hemos anhelado.

© Fernando Alexis Jiménez – Léanos en www.mensajerodelapalabra.com y www.bosquejosparasermones.com

 

6 comentarios en “ESTUDIOS BIBLICOS

  1. me podrian ayudar a liberarme del tetragramaton de una vecina que tengo a lado de mi casa necesito ayuda por favor

    • Verónica, ingresé a esta página buscando Palabra y en vista de que esta no es una página de ayuda, la insto a escribir al dueño de este sitio, pastor Fernando Alexis Jiménez, cuya dirección es: fernandoalexis.jimenez@gmail.com
      Yo sé que el pastor Jiménez le va a proporcionar la ayuda que necesita. Tenga paz y espere siempre en el Señor Jesús, quien es la respuesta a todos nuestros males.
      Que el Señor la bendiga,
      Flor Chacón Solano

  2. que es muy bueno tener un estudio bíblico para poder aprender mas de las cosas de Dios y tener a Dios en nuestro corazón.

  3. Que cuando tenemos un hogar el hogar siempre comienza por los hijos porque si no hubiera hijos la casa estaría desolada y si hay hijos estaría feliz y sin ningún problema familiar porque si no no tuviéramos a Dios en nuestro corazón.

  4. que es muy bueno tener un estudio bíblico para poder aprender mas de las cosas de dios y tener a dios y tener a dios en nuestro corazón

  5. Muy buenos consejos i utiles para ponerlos en practica Dios les bendiga

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s