Deja un comentario

El Reino de Dios, los milagros y la Oración


Petition

Nuestras oraciones tienen eco en la Presencia de Dios

Fernando Alexis Jiménez

La caída por las escaleras se produjo cuando sus hijos la visitaban en casa, un domingo en la tarde.  La conversación que había transcurrido agradable, recordando hechos anecdóticos de la niñez, de pronto se convirtió en una escena que jamás podrían olvidar. La mujer, de setenta años, se desplomó y rodó por los escalones. Fue en vano que corrieran en procura de evitar que se siguiera haciendo más daño. Sigue leyendo


Deja un comentario

¿Por qué preocuparnos si podemos orar?


Child Praying

Es tiempo de retomar la intimidad con Dios

Iba de camino a  casa, pero justo cuando estaba cerca del apartamento—a dos cuadras para ser más exactos–, recordó que no traía el pan para el desayuno. Su esposa insistió varias veces sobre el asunto. “De camino a casa, tráelo. No lo olvides, querido”, le dijo, enfatizando las tres palabras que ahora le inquietaban: “No lo olvides…”

Detuvo el auto en una bahía cercana. Eran pasadas las nueve de la noche. ¿Regresaría al Centro Comercial? Realmente estaba cansado. Lo que le inquietaba era la reacción de su esposa. Se pondría molesta. Quería enfrentar un choque aquella ocasión. Estaba cansado y decidió seguir adelante.

Rosa María lo recibió con una enorme sonrisa. Él pensó: “Si se da cuenta que no traje el pan del desayuno, su sonrisa se borrará del rostro.” Y se lo dijo. Esperó qué diría ella. La mujer simplemente sonrió y le excusó: “Todo se puede resolver, querido. Mañana haremos homelets”. Y pasó a otro tema. Sigue leyendo


Deja un comentario

¿Está siendo poderosa su oración?


orando

Dios nos llama a experimentar crecimiento espiritual a través de la oración

Fernando Alexis Jiménez

Si algo caracteriza las oraciones de un cristiano, es el poder que desencadenan. Tocan el corazón de Dios, la fuente de todo poder, y lo posible se hace imposible. ¿Lo ha pensado así?

Una mujer me escribió desde ciudad de México. Su esposo andaba de “correrías” con otra mujer. Ella estaba literalmente desecha, porque todos sus sueños de un hogar estable, con hijos y hasta nietos, parecía estar al borde del abismo. “No sé qué hacer”, me decía al final del correo electrónico.

Mi respuesta estuvo orientada a decirle que reñir con su esposo no daría resultado. Que el verdadero camino estaba en buscar a Dios que diera la batalla por ella. Que en sus fuerzas no haría más que empeorar las cosas. Oró y el Señor respondió. Comprobó el poder de la oración.

Ahora, permítame preguntarle: ¿Siente que sus oraciones desencadenan el poder divino? Quizá sienta que no hay respuesta oportuna a su clamor, en cuyo caso le citaré a Nick Vujicic cuando escribe: “Claro que, a veces, no hay respuesta para nuestras oraciones… ¿Cómo es posible mantener la fe en medio del sufrimiento? La fe aparece aún en los peores momentos para probarnos la Presencia de Dios. Incluso en las peores situaciones, las que parecen estar más allá de nuestras capacidades, Dios sabe cuánto pueden soportar nuestros corazones… En los momentos más difíciles, siempre mantengo la esperanza de que Dios me dará la fuerza necesaria para sobrellevar los desafíos y los dolores de cabeza, y que me esperan días mejores, si no es en esta tierra, entonces ten por seguro que será en el cielo.”(Nick Vujicic. “Una vida sin límites”. Editorial CEBGE. Colombia. 2013. Pgs. 52, 53) Sigue leyendo


1 comentario

¿Hay respeto mutuo en la relación de pareja?


reconciliacion de pareja

Desestimar a la esposa como ayuda idónea, trae dolor a su corazón y afecta la relación familiar

Fernando Alexis Jiménez

Cierto hombre se quejaba de lo difícil que era mantener una buena relación con su esposa. “Es grosera”, me dijo. Cuando nos sentamos a dialogar sobre el problema, afloró que él procuraba imponer su voluntad y sentía que ella era una persona que sólo debía obedecer. La sentía de su propiedad, olvidando que como esposa es un ser frágil y, además, merece toda la consideración que el esposo pueda brindarle. Y adicionalmente, que las opiniones de ella son muy importantes. Allí radicaba el origen de la rebeldía de ella. Unos pocos ajustes aquí y allá  en el trato, produjeron cambios sorprendentes.

En una sociedad en la que el machismo prevalece, la reacción de rebeldía de la mujer es cada vez mayor. No soportan el mal trato y asumen una decidida actitud de rechazo a las manifestaciones de agresividad de la que son víctimas. Un esposo machista siempre encontrará dificultades para el matrimonio porque ser hombre no nos privilegia para atropellar al cónyuge. Sigue leyendo


Deja un comentario

Evaluando y corrigiendo errores en familia


pesantiva

Evalúe qué errores se están cometiendo en su vida familiar… Con ayuda de Dios se pueden corregir

Fernando Alexis Jiménez

Todos los seres humanos somos diferentes. Tenemos una forma distinta de ver la vida, de reaccionar ante la vida y, en cierta medida, de compartir la vida. ¿De dónde vienen esas marcadas diferencias? Del entorno en el cual fuimos edificados. Un chico o chica que provienen de una familia donde prevalecían los principios y valores, lo reflejarán en su propia existencia cuando adulto. De igual manera, si provienen de una familia disfuncional, tenderán a  evidenciar el mismo patrón una vez conforman su propio hogar.

Esa sola reflexión que aplica a la totalidad de todos los que hemos contraído matrimonio, lleva a ser muy cuidadosos cuanto tomamos la decisión de casarnos. No basta solo con estar muy “enamorados”, inclinación que se convierte en una venda que colocamos sobre los errores de nuestra pareja. Es esencial que seamos lo suficientemente sensatos para hacer un análisis de los pro y de los contra. Aun cuando parezca difícil es algo sencillo en la medida que evaluamos de dónde proviene esa persona, y si constituyen el vivo reflejo de los errores que observó en su familia o si ha cambiado. Sigue leyendo


Deja un comentario

Decídase a darle un giro a su vida, camino a la victoria


mirando_por_la_ventana

Es tiempo de salvar a nuestra familia. Evaluemos cómo anda la relación

Fernando Alexis Jiménez

No podía conciliar el sueño. Eran las tres de la madrugada, y no hacía otra cosa que dar vueltas en la cama. Lo intentó una vez más, miró el reloj y se dio por vencido. Sobre la ciudad, tachonada de luces como un cielo poblado de estrellas, soplaba una suave brisa. Darío se asomó a la ventana y dejó que lo bañara el fresco del amanecer. ¿Encontraría solución para sus problemas? Probablemente, pero si había alguna, no sabía dónde encontrarla.

Su esposa Laura llevaba una semana en casa de sus padres. De paso, se había llevado los dos hijos pequeños. No quería saber más de él. “Además de que andas coqueteando con todas las mujeres, mira: Ni siquiera llegas temprano a casa. Todo tu tipo lo inviertes en trabajar”, le gritó en medio de lágrimas mientras subía al auto con los pequeños.

Sigue leyendo


Deja un comentario

En la Cruz el Señor Jesús venció a las tinieblas


En la cruz el Señor Jesús nos hizo vencedores sobre las tinieblas

En la cruz el Señor Jesús nos hizo vencedores sobre las tinieblas

Fernando Alexis Jiménez

Satanás iba de un lado a otro, visiblemente preocupado. Estaba tan de mal humor, que ni siquiera los demonios atrevían a acercarse, bien para hacerle alguna pregunta o para adularle. Todos sabían que el ambiente era pesado, tan pesado, que se podía palpar con las manos. Sigue leyendo


Deja un comentario

Saliendo en victoria del valle de sombras


llenura

Dios siempre nos llevará a nuevos niveles de victoria cuando nos encontramos atravesando “el valle de sombras”

Fernando Alexis Jiménez

Si alguien enfrentaba problemas y consideraba que el mundo se estaba cayendo a pedazos sobre sus hombros, era Lucía. A sus veintiséis años sabía lo que era lo doloroso de un divorcio, enfrentar sola la crianza de un niño, tener deudas de servicios básicos y la renta del apartamento, y además, el que su padre estuviera gravemente enfermo en el Hospital. “Padre, creo que no puedo soportarlo”, le dijo a Dios al comenzar la mañana. Realmente no había podido conciliar el sueño.

La desesperación parecía asaltarla por momentos. Incluso, llegó a pensar en no volver a congregarse. “¿Para qué si desde que soy cristiana pareciera que tengo más problemas?”, solía repetir desesperanzada. Sigue leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.200 seguidores