Deja un comentario

¿Puede un cristiano perder la salvación?


¿Puede un cristiano perder la salvación?

Fernando Alexis Jiménez

El día que recibió a Cristo, durante una campaña evangelística al aire libre con un predicador que vino de otro pueblo, José Vicente cayó de rodillas, visiblemente quebrantado y se comprometió a cambiar. “Hoy es el comienzo de una nueva vida”, dijo mientras gruesas lágrimas surcaban su rostro.

La preocupación si somos salvos o no, afecta en el mundo entero a millares de personas…

Las primeras semanas experimentó una transformación en sus actitudes. Para sorpresa de Amanda, su esposa, lo encontró cierta noche lavando los platos, pegado al fregadero y con la camisa untada de jabón. No renegaba, por el contrario, lucía concentrado en su quehacer.

El problema fue cuando llegaron las fiestas patronales de San Jacinto de la Ventura. El pueblo estaba engalanado, por doquier se veían guirnaldas adornando las calles, en algunos establecimientos atronaban los equipos amplificadores de música y alrededor del parque municipal se apiñaban los puestos de los vendedores de artesanías.

Un cortador de caña, compañero de jornadas, le ofreció un aguardiente que él se bebió con avidez. Luego vino otro, y otro más. Quedó perdidamente borracho en menos de una hora mientras que la victrola hacía sonar música de Carlos Gardel, Vicente Fernández y Juan Gabriel. Sigue leyendo


Deja un comentario

¡Siempre listos para la batalla contra las tinieblas!


¡Siempre listos para la batalla contra las tinieblas!

Fernando Alexis Jiménez

Usted y yo somos soldados de Jesucristo y, como tales, debemos estar listos para enfrentar el mundo de las tinieblas…

La notificación la recibió por correo. Una mañana en que salió a recoger el diario. Se acercó con curiosidad al buzón y allí estaba el llamamiento a incorporarse de nuevo al Ejército. Sonrió con satisfacción. Sintió alegría de servir a su país. Algo normal para quien goza de una relativa juventud, pero no para un hombre de 72 años…

Allen Cliford –un veterano de la guerra– volvió a las barracas de las fuerzas armadas y junto con decenas de jóvenes norteamericanos, reinició la rutina de levantarse a las cinco de la madrugada, ducharse con rapidez, preparar su uniforme y alistarse para realizar los ejercicios del día. La única diferencia es que él no partiría al Golfo Pérsico a combatir con los demás en la guerra contra Irák. Su oficio era distinto, pero igualmente importante: realizar el mantenimiento de las armas.

Está siempre listo. Jamás olvida la necesidad de permanecer atento a cualquier ataque del enemigo. Incluso, despierta varias veces en la noche, se para junto a la ventana y mira el cielo poblado de estrellas. “Nunca se puede confiar en el enemigo” suele advertir para enfatizar su disposición para la guerra. Sigue leyendo


Deja un comentario

Que la soledad no acabe con su vida


Que la soledad no acabe con su vida

Fernando Alexis Jiménez

A

Oscar Mauricio Sarria lo mató la soledad. Se quitó la vida en una fría habitación en la periferia de Caracas, Venezuela. Lo hizo sin pensarlo dos veces, convencido de que era la única salida del laberinto. Dejó una carta escrita con rapidez y letra pequeña.

El propósito de Dios no es que nos dejemos atormentar por la soledad…

En ella se consideraba un perdedor. Decía que no había convencido a su esposa de regresar a su lado, que todas las solicitudes de empleo las habían devuelto, y que cada nuevo propósito de cambiar terminaba en derrota. “No vale la pena seguir adelante”, concluía.

Sus vecinos de cuarto no sospecharon nada, excepto la inquietud que les despertaba verlo todo el día encerrado. De su reclusorio voluntario sólo emergía en las mañanas para comprar pan y café. Jamás se refería a sus problemas, aunque alguna vez comentó que llevaba tres meses divorciado.

“Esta soledad me va a matar”, repetía con frecuencia.

No encontró una mano amiga en medio de la crisis. Lo abandonaron a su suerte. Así lo encontraron quienes comenzaron a sospechar que algo extraño ocurría después que pasaron cuatro días sin que saliera a la calle.

Cuando forzaron la puerta lo hallaron desvanecido en un sillón, con un reflejo de desolación en su rostro que ni siquiera pudieron borrarle antes del sepelio. Se llevó consigo maletas llenas de tristeza y desesperanza en su viaje a la eternidad.

Oscar Mauricio es una de las tantas víctimas de un mal que agobia al hombre de hoy: la soledad. Aun cuando habitamos ciudades enormes con millares de personas, el trajín del día a día absorbe a cada quien y les lleva a aislarse cuantos le rodean.

Deje de lado esa soledad Sigue leyendo


Deja un comentario

Audio-conferencia: Siete pasos para romper un pacto diabólico


Audio-conferencia: Siete pasos para romper un pacto diabólico

M

illares de personas en todo el mundo terminan involucradas en el ocultismo, unas por curiosidad y otras por ignorancia, aun cuando no negamos que hay un tercer segmento: el de las personas que quieren poder sobrenatural diabólico.

¿Es posible romper un pacto con el diablo? Usted no se imaginará el número de cartas que llegan diariamente al CENTRO DE ESTUDIOS BÍBLICOS con este interrogante. Para responder al interrogante, compartimos con usted la siguiente audio-conferencia de Fernando Alexis Jiménez.

Recuerde que autorizamos su difusión en emisoras virtuales o de señal abierta, siempre y cuando se cite al autor.

Basta que haga CLIC en http://justin.tv/pastorfernandoalexis/b/318703802 y en cuestión de segundos, tendrá a disposición esta audio-conferencia de 24 minutos que despejará todas sus preguntas respecto de cómo se rompen pactos diabólicos.


Deja un comentario

Audio-conferencia: Siete pasos para romper un pacto diabólico


 

 Audio-conferencia: Siete pasos para romper un pacto diabólico

Millares de personas en todo el mundo terminan involucradas en el ocultismo, unas por curiosidad y otras por ignorancia, aun cuando no negamos que hay un tercer segmento: el de las personas que quieren poder sobrenatural diabólico.

¿Es posible romper un pacto con el diablo? Usted no se imaginará el número de cartas que llegan diariamente al CENTRO DE ESTUDIOS BÍBLICOS con este interrogante. Para responder al interrogante, compartimos con usted la siguiente audio-conferencia de Fernando Alexis Jiménez.

Recuerde que autorizamos su difusión en emisoras virtuales o de señal abierta, siempre y cuando se cite al autor.

Basta que haga CLIC en la flecha de la pantalla que encontrará abajo y en cuestión de segundos, tendrá a disposición esta audio-conferencia de 24 minutos que despejará todas sus preguntas respecto de cómo se rompen pactos diabólicos. http://justin.tv/pastorfernandoalexis/b/318703802


2 comentarios

¿Cómo romper un pacto con el diablo?


¿Cómo romper un pacto con el diablo?

Fernando Alexis Jiménez

R

icardo andaba en una búsqueda incesante de crecimiento espiritual. Era su mayor anhelo para llenar el vació que le asistía, y que le hacía sentir muy solo aun cuando estuviera rodeado de una multitud. Ese deseo en lo más profundo de su ser, lo llevó a realizar consultas en muchos lugares, de manera personal y por la Internet.

¿Hizo alguna vez un pacto con el diablo y el enemigo le dijo que era imposible romperlo?

Escuché hablar del Señor Jesús, pero como lo asociaba con la religiosidad en la que fui formado, no me llamó la atención. Lo que sí me atrajeron eran aquellas enseñanzas sobre el poder sobrenatural. Alguien que conocía  sobre mis inquietudes, me invitó a unas reuniones que—tiempo después pude comprobarlo—estaban íntimamente ligadas al ocultismo”, explicó el joven profesional.

Lo más emocionante, en su criterio, fue la ceremonia de iniciación que incluyó la firma de un compromiso en un papel, con sangre que extrajeron de un corte superficial en sus muñecas. Allí declaraba su permanente fidelidad al mundo de las tinieblas a cambio de poder, riquezas y reconocimiento social. ¡Lo que él había deseado siempre!

Esa primera ceremonia fue el comienzo de una serie de encuentros que le permitieron adentrarse en el ocultismo y desarrollar, con el poder de los demonios, poderes sorprendentes que, invariablemente, estaban encaminados a la maldad.

Su problema fue cuando sintió temor y quiso salirse. Se enfrentó a un verdadero conflicto. En las noches escuchaba voces, ruidos y en la madrugaba lo despertaban fuertes sacudidas en su cama.

Los ataques de los demonios eran permanentes. “Algunas veces me decían que jamás podría salirme de estas prácticas”, relató el hombre. Lo que otrora fuera emocionante, se convirtió en un verdadero tormento. ¡El enemigo quería matarlo!

Desesperado por su situación y el hecho de que en apariencia nadie quería ni podía ayudarlo, atentó contra su vida en dos ocasiones.

No podía dormir. Aquello era un verdadero sufrimiento- Tarde descubrí el verdadero costo de tener poder sobrenatural”, admitió.

Cuando se le ministró liberación espiritual, estaba muy enfermo. Sus dolencias no tenían explicación médica y se atribuían a todo menos, a un origen satánico. Casi no dormía y tampoco consumía alimentos. Literalmente el diablo estaba acabando con su vida.

Desesperado, se sometió a Jesucristo y fue liberado (Cf. Juan 8:35, 36; Santiago 4.7).  El pastor que estuvo presente, dijo que tardó bastante. “El enemigo no quería irse, lo amenazaba y era fundamental que tomara control de su mente y renunciara voluntariamente al pacto”, explicó. Finalmente lo logró. Hoy es un cristiano comprometido en su comunidad. Sigue leyendo


Deja un comentario

¿De qué manera de abren puertas para la posesión o influencia demoníaca?


¿De qué manera de abren puertas para la posesión o influencia demoníaca?

Fernando Alexis Jiménez

E

l espectáculo fue anunciado por todos los medios. Un famoso cantante venía a la ciudad. “Un evento histórico, jamás visto”, decía el mensaje comercial que transmitían constantemente, las veinticuatro horas.

Había expectativa. Era el comentario en todas las casas, en los pasillos de edificios públicos y entre quienes se sentaban en las sillas del parque. Todos querían que llegara la fecha. Uno que otro miraba con ansiedad el calendario, procurando encontrarse con que el día había llegado.

¿El escenario? Un enorme estadio, a las afueras. Los propietarios aseguraban que su capacidad era de cinco mil personas. “Será suficiente”, dijo el empresario de espectáculos.

Se vendieron pocas boletas. Muchos de los otrora entusiasmados señalaban que la boleta era muy costosa. Pero la gran sorpresa ocurrió el sábado siguiente, cuando antes de la hora de iniciar la presentación el cantante, se hizo arqueo. Solamente quinientos veinte tiquetes vendidos, pero casi cinco mil espectadores.

¿Qué ocurrió? Cuando fueron a comprobar, los organizadores encontraron que en la parte posterior había un enorme hueco. Lo que antes era una fisura, los curiosos y aquellos que no querían pagar la entrada, lo abrieron de tal manera que cabían varias personas.¡Sin darse cuenta, se habían colado decenas de personas!. Sigue leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.303 seguidores